Castillo de Himeji, joya de la arquitectura Japonesa

Situado entre dos colinas en la ciudad de Himeji, se encuentra el Castillo de Himeji, también conocido como Himeji-jo.

Este es el mejor ejemplo que ha perdurado hasta hoy de la arquitectura de castillos japoneses de los primeros años del Shogunato, que gobernó la nación isleña desde finales del siglo XVI hasta el siglo XIX. Sus relucientes paredes blancas y elegantes tejados en forma de terrazas, hacen olvidar que fue construido como una fortaleza. Aunque nunca fueron probados en batalla, las elaboradas medidas defensivas del castillo representan el mejor diseño estratégico que se produjo en ese período. Si bien estas medidas se han vuelto obsoletas desde entonces, no se puede decir lo mismo de la estética inmaculada y prístina del castillo. Al no haber sido atacado nunca, el Castillo Himeji permanece en gran medida como lo hizo cuando se completó en 1609; aunque un incendio destruyó las viviendas del daimyo en 1882, los esfuerzos posteriores de preservación desde 1934 han restaurado meticulosamente lo que queda del complejo, permaneciendo relativamente intacto por el tiempo.