El Monasterio San Juan de los Reyes, belleza Franciscana

El convento de San Juan de los Reyes es un cenobio de la ciudad española de Toledo.

El monasterio perteneciente a la Orden Franciscana fue construido bajo el patrocinio de la reina Isabel I de Castilla con la intención de convertirlo en mausoleo real, en conmemoración de la batalla de Toro y del nacimiento del príncipe Juan. Esta construcción es una de las más valiosas muestras del estilo gótico isabelino y el edificio más importante erigido por los Reyes Católicos. El convento es, además, un monumento conmemorativo de los logros de los Reyes Católicos y de su programa político. Tanto en la Guerra de la Independencia como en la Guerra Civil, san Juan de los Reyes sufrió muchos desperfectos, incendios y saqueos, llegando a desaparecer uno de los claustros. Hoy en día sigue siendo monasterio Franciscano, donde los frailes son los encargados de la parroquia y de asistir a todas las ermitas de su demarcación y tiene el culto parroquial propio además de celebrarse en él numerosas bodas por lo atrayente de su belleza.