La gran Pagoda del Ganso Salvaje y el Budismo

La gran Pagoda del Ganso Salvaje se encuentra ubicada al sur de la ciudad de Xi’an en la República Popular China.

Fue construida durante la dinastía Tang en el año 648 con el propósito de albergar una serie de escritos budistas que trajo consigo el monje Xuanzang después de un viaje a la India. En poco tiempo, la pagoda se convirtió en el centro de traducción más importante de textos budistas. Sirvió también para sistematizar las doctrinas budistas en el país ya que, aunque esta religión había penetrado en China seis siglos antes, no existían textos correctamente traducidos de sus doctrinas. La pagoda original constaba de cinco pisos. Dada la dificultad de encontrar materiales sólidos como la piedra, se construyó con barro, reforzado en algunos puntos con ladrillos. La estructura era demasiado débil y se derrumbó al poco tiempo de su construcción, sin embargo entre los años 701 y 704, la pagoda se recostruyó añadiendo cinco pisos más a la torre original. Desafortunadamente guerras posteriores dañaron la pagoda, reduciendo su tamaño a los siete pisos actuales, con una altura total de 64 metros. Tiene una forma piramidal y su ascenso se realiza por escaleras de madera.